lunes, 16 de enero de 2012

el desarrollo endogeno

El Desarrollo endógeno
Desarrollo endógeno es un modelo de desarrollo que busca potenciar las capacidades internas de una región o comunidad local; de modo que puedan ser utilizadas para fortalecer la sociedad y su economía de adentro hacia afuera, para que sea sustentable y sostenible en el tiempo. Es importante señalar que en el desarrollo endógeno el aspecto económico es importante, pero no lo es más que el desarrollo integral del colectivo y del individuo: en el ámbito moral, cultural, social, político, y tecnológico. Esto permite convertir los recursos naturales en productos que se puedan consumir, distribuir y exportar al mundo entero.
En una organización de este tipo existen individuos o recursos humanos idóneos en alguna rama del conocimiento y están dispuestos a poner ese conocimiento al alcance de los otros miembros de la organización, con el propósito de la transferencia tecnológica voluntaria para el crecimiento de todos. Esto redunda en el fortalecimiento, amplitud, integración y desarrollo de las capacidades individuales y en consecuencia la formación natural de equipos multidisciplinarios de trabajo que cooperan para el desarrollo armónico de la organización en un ambiente sistémico, simbiótico y sinérgico.
Hay otra visión sobre el desarrollo endógeno que lo presenta como una pregunta sobre los modos en que una comunidad puede desplegarse (des-arrollarse) en armonía con su entorno, entendiendo que este despliegue pasa por garantizar el despliegue de todos los seres humanos que forman parte de esa comunidad. En este sentido, el ser humano pasa de ser objeto de desarrollo a ser sujeto de desarrollo
Características del desarrollo endógeno
-El desarrollo endógeno en primer lugar es una alternativa ante el modo de vida integral implantado en la mayor parte del mundo basado en el dominio del mercado mundial representado en las grandes transnacionales petroleras tecnológicas y alimenticias, es una opción ecológica ante este modo de vida aniquilador y depravante donde se puedan integrar todos los elementos de una sociedad en torno a si misma. El desarrollo endógeno busca reconvertir la cosmovisión artificial creada por el neocolonialismo y el consumo irracional y cambiarlo una visión centrada en valores comunitarios que hagan mirar a las personas a su entorno local.
Uno de los objetivos principales de la aplicación del modelo de desarrollo endógeno es fomentar y establecer una sociedad capaz de contener en si misma los modos y medios de producción necesarios para cubrir la necesidades básicas y ampliadas de las personas que la integran, mediante la implementación de una serie de estrategias endogenizadoras que influyan lo cultural, lo económico, lo educacional y el uso e invención de tecnología. .i.
A través del desarrollo endógeno se le otorga poder a las comunidades organizadas para que desarrollen sus potenciales agrícolas, industriales y turísticos de sus regiones; se reintegran todas aquellas personas que fueron excluidas del sistema educativo, económico y social por los gobiernos precedentes; se construyen redes productivas donde los ciudadanos participen activamente en igualdad de condiciones y disfruten un fácil acceso a la tecnología y el conocimiento; se le ofrece a las comunidades y a la gente común la infraestructura del Estado que había sido abandonada tales como los campos industriales, maquinarias y tierras inactivas, con el objeto de generar bienes y servicios por y para los mismos ciudadanos.
Sustentado en las capacidades y potencialidades locales, el desarrollo endógeno posibilita el control local, la toma local de decisiones y la retención local de beneficios (culturales, económicos, educativos, sociales...). De esta forma, es una ventana de oportunidad para la generación de capacidades en las comunidades que van mucho más allá de las económicas.
Objetivos de un proyecto de desarrollo endógeno
[[Archivo:Promover,garantizar y fomentar el desarrollo armónico y coherente de las políticas, planes y proyectos del Ejecutivo Nacional, para el desarrollo endógeno, la economía comunal, colectiva y solidaria
Coordinar acciones con los demás organismos del Poder Público, directa o indirectamente vinculados a los objetivos del Fondo, en especial con aquellos cuyas competencias sean necesarias para garantizar la profundización y consolidación del desarrollo endógeno.
Promover la formación y asistencia necesaria a las organizaciones de la economía comunal y solidaria, para afianzar su desarrollo y consolidación como base fundamental y primaria del sistema económico nacional.
Promover el uso eficiente y responsable de los recursos que se otorguen para el financiamiento de planes y proyectos para el desarrollo endógeno.
Promover y contribuir con la capacitación y formación de las organizaciones de la comunidad y de la economía solidaria, impulsando su participación corresponsable en los planes y proyectos de desarrollo endógeno, así como en la contraloría social responsable.
Financiar planes y proyectos destinados a fortalecer la estructura y la capacidad productiva nacional, a través de organizaciones de la comunidad y de la economía comunal y solidaria, en concordancia con las políticas y planes que dicte el Ejecutivo Nacional sobre la materia.
Los conceptos de desarrollo endógeno y sustentable aparecen como producto de la búsqueda de alternativas en torno a los modelos de economía social, cuyo enfoque principal está en el desarrollo regional. Los mismos son un intento de reorganizar la actividad económica y las relaciones sociales y políticas “desde abajo”. Lo cual no conlleva un abandono de la integración nacional, sino, por el contrario, la articulación de la estructura económica nacional desde y con los niveles locales y regionales

La teoría de la modernización propone que para desarrollar a los sectores pobres o tradicionales y convertirlos en modernos y desarrollados, debe repetirse el proceso evolutivo que vivieron los sectores ya desarrollados, aceleradamente y en un proceso voluntario y planificado, promoviendo el desarrollo de industrias, servicios sociales y culturales a partir de sus propios recursos humanos y materiales que proporciona el entorno. Este esfuerzo a partir de lo propio es lo que se llama el desarrollo endógeno. Para ello se han propuesto medidas, tales como, la redistribución del ingreso, reformas agrarias, programas de desarrollo educacional y fundamentalmente, como base de lo anterior, promover el desarrollo de la pequeña o mediana industria mediante las asociaciones cooperativas.

El desarrollo endógeno es un modelo socioeconómico en el que las comunidades desarrollan sus propias propuestas. Es decir, el liderazgo nace en la comunidad, y las decisiones parten desde adentro de la comunidad misma. El desarrollo endógeno busca la satisfacción de las necesidades básicas, la participación de la comunidad, la protección del ambiente y la localización de la comunidad en un espacio determinado. Busca que los procesos locales y globales se complementen. Su meta es el desarrollo en el nivel local, de la comunidad, pero que trascienda hacia arriba, hacia la economía del país, hacia el mundo. Se basa en el cambio del sistema productivo del país para lograr nuevos mecanismos de distribución de los beneficios económicos. Cada región debe ser capaz de transformar sus recursos naturales en bienes y servicios que multipliquen el empleo y el bienestar social, garantizando la calidad de vida y la preservación del medio ambiente.

El desarrollo sustentable se sostiene en tres ordenes básicos: el económico, el ecológico y el político- social, mediante los cuales se pretende alcanzar como puntos más importantes: mantener los procesos ecológicos básicos; mantener la diversidad biológica; estabilizar las poblaciones humanas; satisfacer las necesidades básicas y mínimas; reducir el uso de recursos no renovables; reducir los niveles de producción de basura; mejorar la calidad de vida y las prestaciones de bienes y servicios; redistribuir los medios de producción y reducir los desequilibrios regionales.

La sustentabilidad implica conciencia, sensibilidad, responsabilidad, cambios de actitudes y políticas ciudadanas, aspectos éticos, culturales y religiosos, así como patrones de consumo y estilos de vida. El verdadero reto para alcanzar el desarrollo sostenible es no sólo lograr la conjunción y participación de todos los sectores de una sociedad determinada, sino el compromiso global de todos los grupos sociales que habitan nuestro una región. Particularmente creemos que el mayor obstáculo para implementar el desarrollo sustentable es la permanencia en el tiempo de las ejecutorias, pues estas requieren para sus sostenibilidad trascender los lapsos electorales y los periodos de las políticas públicas, es decir, requiere de permanencia en el tiempo para su éxito.

Ambos modelos son complementarios, pues no puede concebirse la sustentabilidad ambiental, cultural y económica, sin una marcada identificación del individuo con su entorno, lo cual a su vez le posibilita el manejo racional de los potenciales que le rodean para generar excedentes para su comunidad, pero al mismo tiempo, para dinamizar la economía de otros contextos locales, se hace necesario que las localidades con sustentabilidad conformen una red para integrar la cadena de la economía regional y nacional.

La educación bolivariana, que se imparte desde los simoncitos hasta las aldeas universitarias, promueve el desarrollo endógeno y contribuye a transformar la realidad de las comunidades, de acuerdo con la coordinadora regional de liceos bolivarianos del Distrito Capital, Marta Ávila.

Ávila aseguró que si no hay transformación de la realidad de la comunidad donde está ubicada la institución, no hay educación bolivariana. Por ello, es vital que el modelo de educación bolivariana trabaje conjuntamente con las comunidades para lograr un verdadero desarrollo.

Al respecto, la funcionaria señaló que todos los liceos bolivarianos inician cada año escolar con el proceso de diagnóstico de la comunidad donde está ubicado, a fin de conocer la realidad que impera en el lugar.

Desde esa realidad se seleccionan los problemas que van a ser discutidos desde el punto de vista pedagógico por docentes y estudiantes, de acuerdo con los contenidos tratados.

En séptimo, octavo y noveno grado de educación básica se trabaja con metodología por proyecto, mientras que los estudiantes de cuarto y quinto año de bachillerato trabajan por seminario-desarrollo.

Sobre el particular, Ávila agregó que la evaluación y el aprendizaje de los jóvenes es un proceso metodológico donde la investigación-acción es parte de ese trabajo.

Destacó que en lo que se refiere al modelo de educación bolivariana en los liceos, es importante resaltar la transformación que se realizó en cuanto a las asignaturas, pués en el sistema educativo tradicional el joven es evaluado cuantitativamente en 11 materias.

Mientras que en la educación bolivariana, el contenido se agrupó en cinco áreas de conocimiento, a saber: Ciencias naturales y sociales, Educación para el trabajo liberador, Idioma, Educación física y Ambiente.

Todas estas instituciones han sido dotadas con laboratorios de desarrollo endógeno, química, biología, física, centro de recursos para el aprendizaje y Centros Bolivarianos de Informática y Telemática (CBIT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada